Páginas

sábado, 9 de mayo de 2015

Escritos bien presentados

Redactar correctamente es uno de los objetivos básicos de la escuela. El proceso comienza en educación infantil, cuando aprendiste los primeros trazos de las letras, y continúa desarrollándose durante todos los años de escolarización. Ya en Bachillerato, la elaboración correcta de cualquier redacción es indispensable no sólo en la asignatura de Lengua y Literatura, sino en muchas otras como Filosofía, Historia, Ética, etc.

En este post intentaremos mostrarte los elementos fundamentales que deberás tener en cuenta para conseguir mejorar tu competencia escrita. Ya verás cómo una mejor técnica de redacción conducirá a una mejor puntuación de tus trabajos o exámenes.

chica-estudiando


- Piensa antes de escribir. Un texto es el resultado de muchas correcciones. Ni los mejores escritores consiguen hacer un buen escrito a la primera, sino que revisan su borrador una y otra vez hasta que están seguros del resultado. Haz tú lo mismo.

- Ten encuenta el objetivo del texto y a quién va dirigido. No es igual la redacción de un examen que la de un trabajo de clase. También hay importantes diferencias entre un texto dirigido a tu profesor que a tus compañeros. Debes tener ésto muy en cuenta, porque seguro que a tu profesor no le gustará encontrar, por ejemplo, expresiones demasiado familiares que sí son habituales entre los amigos.

- Organiza la información en párrafos, frases, etc. Recuerda que cada vez que cambies de tema hay que hacer un párrafo distinto. Por ejemplo, si estás describiendo a una persona es una buena idea distinguir en dos párrafos distintos la información relativa al físico y a su carácter.
Recuerda también que dentro de los párrafos hay distintas oraciones. Intenta no utilizar tanto las comas. La mayoría de las veces es mejor usar un punto y seguido.

- Cuida la presentación. Es importante que la presentación se realice de manera clara y atractiva. Piensa que un texto es como un pastel. ¿Qué preferirías comer, un pastel que parece pasado y en mal estado o uno de aquellos riquísimos pasteles recubiertos de un chocolate reluciente? A tu profesor le pasa lo mismo con las redacciones y tiende a puntuar mejor aquellas que "entran por los ojos" que las difíciles de leer.
Por eso, cuida la caligrafía, no abuses del corrector (tipex), clasifica la información con títulos, subtítulos, etc., inserta gráficos o mapas para complementar lo explicado.

- Revisa la ortografía y la gramática. Es una buena idea leer el texto en voz alta para darte cuenta de los posibles errores. Utiliza el diccionario o el corrector ortográfico si estás escribiendo en un ordenador.

- Cuida la redacción. Este es un último apartado muy genérico pero también muy importante.
Evita la repetición de palabras
Procura hacer oraciones simples, mucho mejores que oraciones largas y rebuscadas que terminan siendo confusas.
Prescinde de muletillas o frases hechas propias del lenguaje coloquial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Volver